¿UN PORRITO?



Fumar marihuana parece que está de moda, como en su día lo fue abrir un bar en una esquina, o después montar una inmobiliaria, o después crear una frutería, o incluso ahora tener también un móvil con Internet. Paseando por la calle, cualquiera puede inhalar estos efluvios, fruto de las emanaciones de un viandante fumador que camina delante de nosotros con la mayor indiferencia, sin preocuparse de que haya niños detrás. Lo curioso, es que en esta moda no hay diferencia generacional, ni se requiere madurez ni inteligencia alguna; así, fuman mayores y jóvenes, quizá sin la mayor conciencia de problema, porque piensan que es algo natural, que incluso ellos mismos se cultivan en casa.
Pero que sea natural no quiere decir que sea inocuo. De hecho, en la naturaleza hay setas, hierbas, bayas u otros elementos que directamente resultan mortales en su estado natural. Aunque en este caso quizá no se trate de una planta mortal, un porro equivale de cara a una afección pulmonar, a fumar 6 ó 7 cigarrillos de tabaco, además de la alteración del funcionamiento del cerebro, algo sin duda nada sano, natural o ecológico.
También hay quienes defienden su legalización considerando que ocasionaría menos consumos y problemas que su prohibición, pero el alcohol y el tabaco son legales, se consumen más que los porros y todos conocemos las muertes por accidentes de tráfico que produce el alcohol o por las enfermedades respiratorias que produce el tabaco, que al igual que sucede con los porros, también afectan a los llamados “fumadores pasivos”, es decir, a quienes están respirando al lado de otro que está fumando.
Igualmente, en su defensa, hay quienes se acogen a los efectos terapéuticos que se dicen de esta particular planta, por lo que creen que tampoco ha de ser tan mala. Pero estos efectos se utilizan de forma controlada en algunos casos de cánceres terminales, valorando que aporten más beneficios que riesgos. Entre ellos, a largo plazo provoca pérdida de memoria, reduce el rendimiento, altera las capacidades cognitivas... Aumenta el riesgo de padecer psicosis, esquizofrenia o depresión...
Pero bueno, después de todo, quienes fuman estarán seguros de que es algo que controlan, que no necesitan, que pueden dejar cuando quieran, que no supone una adicción, quizá sin ser capaces de estar un mes sin probarla. En realidad, tampoco se paran a pensar que el cerebro dirige todas las funciones del resto de los órganos del cuerpo; así, es la base de la inteligencia humana, memoria, deseos, sentimientos y emociones. La especie humana nació para usar su cerebro. Los porros juegan con él lo destruyen poco a poco. Cuanto antes se empieza a fumar, peores son sus consecuencias.
-->
--   Daniel Balaguer  http://www.danielbalaguer.es  https://sites.google.com/site/danielbalaguer
LEER MÁS...

UN PAÍS DE CHORIZOS



Se decía antes que en nuestro país se ataban los perros con longanizas, como una frase hecha para indicar ostentación de riqueza y derroche, todo, porque según la historia, un empresario choricero no encontró nada con que atar a su perro y con las prisas, cogió unas longanizas y en eso que pasó alguien, dijo: “mira si son ricos que atan a los perros con longaniza”.
Como no, longanizas a parte, en este país también tienen fama sus jamones y embutidos ibéricos, quizá el más peculiar de los cuales es el chorizo. Así pues, tenemos de dos clases: el embutido propiamente dicho, y otro que es mucho más pesado de digerir y que es el verdadero símbolo nacional de la corrupción, que alcanza una de las mejores posiciones en este ránking mundial.
Consideraciones gastronómicas a parte, es tal la importancia de este “embutido”, que cualquiera sabe hacerlo. Sólo falta que haya cursos oficiales de “hágase un chorizo”, porque en este país, está claro que de trabajar y de ser honrado, nadie se hace rico ni vive prolíficamente. Además, tenemos una particular justicia en la que se sanciona duramente al delincuente común que roba un coche un bolso, y en cambio, una persona que roba o “desvía” hacia su bolsillo o el de un pariente una descomunal cantidad de dinero que no es suyo, y la justicia resulta de lo más liviana con él, si es que llega a acusarle de algo. Por otro lado, también hay personas que han aprendido ya una técnica más depurada y van surfeando entre la desfachatez, la buena fe de las personas y los vacíos legales para ir viviendo a costa de los demás.
A mí, como a muchos otros, todas estas situaciones nos resultan indignantes, pero quizá sólo yo sea de los que piensen que hay que ir sacando, desempolvando y engrasando las guillotinas, que con una sola cabeza choricera que rodase, otro sería el proceder de los deshonrados. Por suerte para algunos, de momento aún vivimos en un país lo suficientemente civilizado para no proceder de esta manera, pero quién sabe: si las cosas se ponen peor… Tal vez lleguemos a seguir los ejemplos de otras revoluciones similares que ya hacen historia.
-->
--   Daniel Balaguer  http://www.danielbalaguer.es  https://sites.google.com/site/danielbalaguer
LEER MÁS...

CARTA A LOS REYES MAGOS



Estimados Reyes Magos, como todos los años, llegáis a nuestras tierras cargados de regalos para mayores y pequeños. Es tradición escribiros una carta con lo que os pedimos, aunque está claro que lo tendremos si nos lo merecemos, si hemos sido buenos durante el año. Perdonadme si sin pretender ninguna recriminación, ahora os digo que a veces parece que sois muy indulgentes con algunos, porque al fin y al cabo, les traéis todo lo que piden y más, a pesar de que se hayan portado mal. Y así, también hay quien pide algunas cosas que nunca le llegan, incluso, habiéndose portado muy bien. No es por nada, pero me parece una injusticia como tantas otras que hay en este mundo y con las que seguramente habréis sido arrastrados sin daros cuenta. Es normal que la gente deje de creer en vosotros y piense que son los padres. Pero aún podéis devolvernos la ilusión.
Entonces, si he sido bueno o no, vosotros ya lo sabréis; yo no voy a defenderme aquí. Pero por mi parte, conociendo la situación de crisis, que como todos debéis estar atravesando, no os voy a pedir casi nada material, de modo que esta es mi lista:
Así, os pido un poco más de justicia para todos, y no para los que tienen el poder o el dinero. Pido también que se pague por la corrupción, la avaricia y la falta de honestidad y no con una subida de impuestos y recortes a los inocentes. Quiero personas más honradas y íntegras en el poder, que no sucumben a los intereses propios, sino que realmente trabajen por los ciudadanos, que al fin y al cabo les han dado el poder. Entonces, es igualmente necesario un poco de entendimiento para los políticos y una linterna, porque parece que van perdidos en un camino lleno de oscuridad. Por supuesto, que no hace falta olvidarse del trabajo: que todo el mundo tenga una ocupación digna, sin ningún tipo de explotación o abuso. Querría también salud y que esta no sea un derecho exclusivo de las personas con dinero. Igualmente es necesario que lleváis más amor que nunca, porque la gente lo ha perdido entre la publicidad y las compras. También pido un pack indivisible de humildad, igualdad, tolerancia y solidaridad para cada uno, porque así las personas nos podamos relacionar mejor, con más comprensión y menos conflictos. Querría que todo el mundo se librase de los pájaros que tiene en la cabeza y puedan vislumbrar lo que es verdadero, sin creer que unos son mejores que los otros o que sólo ellos tienen la razón. Y por último, pido que se anteponga la salud del planeta tierra, a los intereses de unos pocos y al consumo desmesurado, contaminante y agotador de recursos.
Quizá me he dejado algo, pero tampoco quiero ser avaricioso y pienso que con esto será suficiente.
Dicen que vosotros sois Magos. Yo hace tiempo que dejé de creer en la magia, pero por favor, permitidme creer de nuevo y que todo el mundo crea en ella. Muchas gracias.
-->
--   Daniel Balaguer  http://www.danielbalaguer.es  https://sites.google.com/site/danielbalaguer
LEER MÁS...

SUPERVIVIENTES




Daniel 



-------- Mensaje original --------
Subject: SUPERVIVIENTES
From: Daniel Balaguer <danielbalaguer@gmail.com>
To: dayan1.filos@blogspot.com
CC:



Hemos conseguido sobrevivir al tsunami, al terremoto, a la lluvia de meteoritos, a la erupción del volcán, a la colisión del asteroide, a la ola de radiación cósmica, a la aniquilación tras la invasión extraterrestre, a la Inquisición, a la guerra mundial, a la bomba atómica, a la gripe A, al desempleo, a los robos, a los desahucios, a las rupturas conyugales, a la corrupción de los políticos, a la bajada de los sueldos, al cambio de gobierno, a la subida de la gasolina, del IVA y de la luz, y por supuesto, a las profecías que desde hace siglos anuncian el fin del mundo.
Parece ser que el mundo no se ha acabado, según vaticinaban los seguidores del calendario precolombino. ¡Una lástima!. El mundo sigue y hay que apechugar con él. Y si esperamos que llegue a su fin, porque no nos gusta lo que hay, es el momento de empezar a cambiarlo. Eso, sin duda, es cosa de todos.
Otros afirman que sin embargo, el fin del mundo no es tal sino un cambio de ciclo, en el que a golpe de crisis, han de cambiar las maneras de relacionarnos entre las personas y nuestras escalas de valores. Ahora bien, si efectivamente vamos camino de un cambio, yo sólo veo dos opciones de cambio posibles: Un mundo dominado por la economía de los mercados y las grandes empresas multinacionales, en el que sólo haya gente muy rica y otra muy pobre; o por el contrario, un mundo en el que las personas busquen el bien común y desde la igualdad, se ayuden las unas a las otras.
¿Qué clase de mundo quieres?. Si eliges la primera opción, ¿Crees que vas a formar parte de la clase rica y dominante?. Por mi parte, creo que la segunda opción es la más viable, pacífica y sostenible. ¿Te quieres sumar al cambio o prefieres seguir esperando con resignación el próximo fin del mundo?.
LEER MÁS...